Formula1Moderna

www.formula1moderna.com Formula 1, F1, Foro de Noticias, Actualidad, Área Técnica, Historia de la F1, Estadísticas, Podcast y mucho más. Si te gusta la Formula 1 y quieres estar bien informado, lo tienes todo en Formula1Moderna.


No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo Mensaje [Página 1 de 1.]

#1 el 9/12/2012, 6:27 pm

Javi_F1M

avatar
Administrador
Análisis numérico de la temporada 2012


En el presente artículo vamos a realizar un ejercicio de retrospectiva, analizando lo que ha ocurrido en la trepidante temporada 2012 en cada jornada de calificación y carrera, y cómo ha ido evolucionando el campeonato a medida que se iba disputando cada Gran Premio. Nos encontraremos con algunas situaciones sorprendentes, que a buen seguro nos ayudarán a entender por qué el campeonato tomó esa dirección que tomó. Sin más dilación, empezamos.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


CALIFICACIÓN


En primer lugar, vamos a ver que es lo que nos han deparado las sesiones de calificación, primer asalto y en ocasiones clave de muchas carreras.

El mejor calificador de la temporada ha sido Lewis Hamilton, superando en estos registros a Sebastian Vettel y Mark Webber. Lewis ha sido el único piloto que ha conseguido clasificarse para la Q3 en las 20 carreras de la temporada sin fallar en ninguna ocasión. Fruto de ello ha conseguido siete poles, que podrían haber sido ocho si McLaren no hubiera tenido un problema con el combustible de su coche que lo relegó al fondo de la parrilla de Montmeló. Su posición media en esta temporada ha sido de 3'1, lo que habla bien a las claras de su superioridad. Segundo ha sido Sebastian Vettel, con unos registros también muy buenos y una posición media de 4'3. Unos registros mermados por dos eliminaciones en la Q2. Consiguió seis poles, una menos que Lewis Hamilton. Ambos pilotos fueron los reyes de la calificación, muy separados del resto de pilotos en el número de poles.

La tercera plaza fue para Mark Webber, segundo piloto de Red Bull. Fue capaz de aprovechar las fortalezas del equipo austríaco en los sábados, pero en cuatro ocasiones no consiguió acceder a la ronda final, y solo pudo obtener una Pole Position. Registros muy inferiores a los que consiguió su compañero. Tras este piloto aparecen tanto Fernando Alonso como Jenson Button, con una misma posición media, pero distinta actuación en la calificación, pues Fernando fue eliminado en dos ocasiones (Australia y Valencia), mientras que Button era eliminado en cinco ocasiones, una de ellas en la primera ronda, en Silverstone. Fernando fue más constante en sus posiciones, mientras que Jenson acumuló cuatro primeras líneas, y una pole position. Seguramente de no haber sido eliminado en tantas ocasiones su posición hubiese sido mejor. Estos cinco pilotos fueron los protagonistas los sábados, con los Red Bull y McLaren muy igualados, y quedando los primeros los primeros espadas, escoltados por sus compañeros de equipo. Fernando estuvo casi siempre con ellos, pero sin poder superarlos con asiduidad.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Muy pegados a estos pilotos estuvieron los Lotus, con actuaciones muy parejas con cada piloto a lo largo del campeonato. Presentan los mismos registros, con el mismo número de eliminaciones y posición final, muy igualados menos en el número de veces que estuvieron cada piloto por encima del otro, con 9 para Kimi Raikkonen y 10 para Romain Grosjean. Decir que a raíz de lo sucedido en la salida del GP de Bélgica, Grosjean no estuvo en la pista de Monza, pues tuvo que cumplir una sanción. Su puesto lo ocupó Jerome D´Ambrosio, con un 13º puesto. Pastor Maldonado también estuvo con ellos, siendo uno de los grandes protagonistas de las jornadas de sábado. Fue capaz de realizar grandes actuaciones, como la segunda posición y posterior Pole que consiguió en Barcelona, a la vez que también completó otras sesiones un poco más decepcionantes. La irregularidad marcó toda su temporada.

Mercedes ocupa las siguientes posiciones. Ambos monoplazas estuvieron muy fuertes en las primeras carreras, con una pole para cada piloto, pero a medida que iban avanzando las carreras su presencia en las rondas finales fue cada vez menos habitual, siendo eliminados con mayor asiduidad en la segunda ronda. Michael Schumacher consiguió mejores registros absolutos que Nico Rosberg, pero fue Nico el que logró acceder en un mayor número de ocasiones a la ronda final. Felipe Massa es el siguiente piloto, muy desaparecido en las jornadas de sábado, acumulando hasta 10 eliminaciones, la mayoría de ellas en las primeras carreras. Su rendimiento en las últimas carreras mejoró bastante, hasta el punto de superar a Fernando Alonso en las últimas sesiones.

Force India y Sauber comparten unos registros muy similares en las calificaciones, con casi la misma posición media y unos números de eliminaciones muy parejos. Ganan la partida los indios, por un estrecho margen. Hulkenberg cuajó buenas actuaciones, superando a di Resta a medida que avanzaban las carreras. A pesar de ello consiguió menos accesos a la ronda final que el escocés. En Sauber gana Kamui Kobayashi, pero tiene un menor número de accesos a Q3 que su compañero. Sergio Pérez, por su parte no tuvo unas calificaciones muy buenas, con un mejor rendimiento en las carreras, como posteriormente veremos.

Bruno Senna estuvo muy desaparecido en las calificaciones, todo lo contrario que su compañero de equipo. Fue eliminado en tres ocasiones en la Q1, y cuando no fue eliminado ocupó las últimas posiciones de la Q2. El último equipo de la zona media es Toro Rosso. Fueron los habituales eliminados en la Q1, bien con Jean-Eric Vergne, que cayó en ocho ocasiones, o con Ricciardo que sufrió tres.

En la zona baja se encuentran los equipos que no han puntuado esta temporada, como son Caterham, Marussia y HRT. Caterham ganó esta clasificación particular, siendo el único equipo que fue capaz de acceder a la Q2, con Heikki Kovalainen, piloto que tuvo muy buenas calificaciones, quedando por delante de Vitaly Petrov con normalidad. A lo largo de la temporada se veía como Caterham estaba en un mundo aparte, con mucha diferencia con Toro Rosso y Marussia, en torno a las ocho décimas tanto por delante como por detrás. Marussia acabó por delante de HRT en casi todas las calificaciones, mostrando un mejor ritmo. Entre compañeros ganó Timo Glock por 13 a 6 a Charles Pic. Cierran la tabla HRT, asiduos últimos clasificados, evidenciando sus problemas de rendimiento a lo largo de la temporada. Narain Karthikeyan fue el último en casi todos los Grandes Premios.

Por otro lado, se puede apreciar como las posiciones responden a un cierto orden de equipos. Hay que recordar que en las calificaciones es donde se demuestra el verdadero potencial de los monoplazas, como norma general, pues algunos factores como la degradación o el ritmo vuelta a vuelta no están presentes. McLaren y Red Bull fueron los más rápidos, muy igualados y con poca distancia entre ellos. Ferrari fue el siguiente equipo, siempre a la estela salvo en contadas ocasiones que les superó. Lotus y Mercedes, por este orden, cierran los cinco primeros equipos. Williams, en la figura de Pastor Maldonado fue protagonista en algunas calificaciones, pero su irregularidad le arrastra a posiciones más retrasadas. Force India, Sauber y Toro Rosso ocupan las posiciones centrales, con los indios como más rápidos, ambos separados de Toro Rosso por bastante distancia. En las últimas posiciones se encuentran Caterham, Marussia y HRT, por este orden, con Caterham más destacado, entre Toro Rosso y Marussia.



CARRERA


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


El campeón fue Vettel, con 281 puntos, tres más que Alonso. Ambos protagonizaron una lucha muy cerrada hasta el final de temporada. Raikkonen fue un sorprendente tercer clasificado, con una irregularidad insólita en un Lotus. Hamilton acabó muy cerca de Webber y Massa, a pesar de ser uno de los candidatos al título hasta las últimas carreras. Los Mercedes fueron superados por Lotus con mucha holgura y terminaron en unas posiciones muy discretas. Maldonado acabó la temporada en el puesto 15 a pesar de ser uno de los pilotos más destacados en los sábados. Nuevamente, se repitieron las posiciones de la zona baja, pero hay que decir que la clasificación final de los equipos modestos se basa en la mejor posición obtenida ya que no sumaron ningún punto. El mejor fue Petrov con la 11ª posición de Interlagos, superando nuevamente a Marussia, que con la 12ª plaza de Glock en Singapur había quedado por detrás.

Tras ver esta temporada se presentan varios interrogantes: ¿Por qué Hamilton, a pesar de ser el piloto más rápido en las calificaciones, acabó a 81 puntos de Vettel?. ¿Dónde consiguió Vettel cambiar su racha si llegó a tener una desventaja de 46 puntos? ¿Dónde perdió Fernando Alonso el título? Estas son algunas de las cuestiones que vamos a tratar de ir respondiendo en las siguientes líneas.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Alonso fue el mejor piloto en la carrera, con una posición media de 3'3, que le colocaba en el podio de manera regular. Con un total de 13 podios, fue el piloto más habitual en las ceremonias finales de las carreras. Solo tuvo dos abandonos, al igual que Vettel. El alemán obtuvo un registro medio de 4'4, pero a pesar de ello fue el campeón. La explicación tiene V de victoria: Vettel consiguió dos victorias más que Fernando, permitiéndole contar con esos tres puntos finales de separación. Algo lógico, porque el campeón suele ser el que más victorias obtiene y en este caso, se cumplió la norma.

Tercero fue Hamilton, con una posición media de 5'3. A pesar de estar bastante cerca de los líderes, acabó a más de 90 puntos en la clasificación. La explicación se encuentra en el número de abandonos que acumuló a lo largo de la temporada, con un total de seis. Aquí nos encontramos con una interesante conclusión: Hamilton perdió el título por la fiabilidad de su McLaren. De haber tenido más fortaleza en su máquina, habría acabado en posiciones más altas, a buen seguro. Kimi es el siguiente, con una posición media muy parecida a la de Hamilton, pero con 17 puntos más en su haber. La razón la encontramos nuevamente en la fiabilidad. Fue el único piloto que consiguió acabar todas las carreras, y salvo en Malasia, que fue 11ª, siempre ha estado en posiciones de puntos.

Webber y Button estuvieron bastante ocultos a lo largo de las 20 carreras, con algunas estelares, pero sin tener mucho protagonismo en el campeonato. Fueron los segundos pilotos de equipo, o eso es lo que afirman los números.

Grosjean, por su parte, tuvo un rendimiento bastante discreto, con muchos incidentes y algunos abandonos que lastraron sus buenas actuaciones en los sábados. Su peor momento fue la salida del GP de Bélgica, donde abandonó tras chocar con Fernando Alonso y Lewis Hamilton, acarreándole una sanción que le impidió correr en Italia. Massa estuvo bastante lejos de Alonso en esta temporada, sobre todo en las primeras carreras, donde estuvo muy desaparecido. Al final de año fue capaz de remontar el vuelo y acercarse mucho a la cabeza, acabando en el podio de Brasil.

Rosberg estuvo algo más lejos de la cabeza, con una trayectoria opuesta a la de Massa, empezando fuerte la temporada, con la pole y victoria en el GP de China, pero bajó posiciones a medida que avanzaban las carreras. Pérez tuvo una temporada con luces y sombras. Luces por sus grandes actuaciones en Malasia, Canadá o Italia, cruzando la línea de meta en segunda posición, y sombras por los problemas que tuvo en Japón, Austin o los abandonos, hasta seis que acumuló. Pese a ello, superó a su compañero, Kobayashi. El piloto japonés consiguió el podio en el GP de Japón, el primero para el país nipón desde Takuma Sato, allá por 2003.

Force India estuvo bastante desaparecido en las carreras, salvo en algunas actuaciones destacadas en Brasil con Hulkenberg o en Singapur con Di Resta. Su rendimiento fue peor que en las calificaciones. Mismo caso que Schumacher, incapaz de mantener el ritmo del Mercedes en calificación. Tuvo muchos problemas en las primeras carreras, llegando sin apenas puntuar hasta Mónaco. Los Williams estuvieron mucho más tapados que Force India, bajando mucho su rendimiento con respecto a las calificaciones en el caso de Maldonado. Tuvieron muchos problemas mecánicos, acumulando entre ambos pilotos doce abandonos. En las carreras que completaron sin problemas estuvieron lejos. Destacar la gran irregularidad de Maldonado, que desde su victoria en Barcelona, la primera para la escudería de Grove desde 2004 con Juan Pablo Montoya, no volvió a puntuar hasta Japón, casi cinco meses más tarde. Toro Rosso mejoró ligeramente su rendimiento respecto a las calificaciones, pero no pudieron acceder a los puntos con regularidad. Cierran las últimas posiciones Caterham, Marussia y HRT, muy distanciados entre ellos. Las distancias de calificación se mantuvieron o ampliaron.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Volvemos a ver datos muy interesantes que nos revelan el verdadero rendimiento de los pilotos. El piloto que más variación tuvo entre la calificación y la carrera fue Vergne, que pasó de tener una posición media de 16'5 en calificación a 12'3 en carrera. Esto se debe a una estrategia centrada en la carrera, usada en el pasado por este equipo con Jaime Alguersuari entre otros. Los casos de Marussia, HRT y en menor medida Caterham se deben a los abandonos de los pilotos: como no hay pilotos por detrás de ellos, todas las retiradas les hacían ganar posiciones.

El siguiente piloto de la zona media que más variación experimentó fue Pérez, pasando de una posición media de 12'2 en parrilla a 8'9 en carrera. Nuevamente se basa en una estrategia de carrera y de gestión de neumáticos que le ha supuesto muy buenos resultados, alcanzando algunos podios. Fernando presenta unos registros muy positivos en la carrera, mejorando en casi tres posiciones su resultado en calificación. Este hecho ha sido clave en su trayectoria, permitiéndole subir hasta en 13 ocasiones al podio, a pesar de no estar entre los tres pilotos más rápidos de la calificación.

Ricciardo y Senna se vieron favorecidos por su discreta actuación en las calificaciones para ascender posiciones gracias a las retiradas de los hombres de arriba, además de tener mejor ritmo en carrera.

Raikkonen también mejoró sus posiciones, aunque no en una medida demasiado considerable, pero si suficiente para ser de los más rápidos en las carreras. Hay que recordar que una de las cualidades de Kimi, así como de Fernando, es la gran solidez que posee en las carreras. Felipe Massa también mejoró sus resultados en los domingos con cierta asiduidad. La calificación era su punto débil, y en carrera aprovechaba el mejor ritmo del Ferrari, un monoplaza creado para las carreras.

Kobayashi, y ambos Force India consiguieron escalar algún puesto, pero debido a su buen rendimiento en calificación el margen de mejora era bastante estrecho.

Vettel, Rosberg y Grosjean presentan niveles muy pequeños, con apenas una posición de mejora. Fueron pilotos muy rápidos en los sábados, con unas grandes actuaciones en las calificaciones, hasta el punto de que en ocasiones calificaban por encima del potencial del monoplaza, especialmente en el caso de Grosjean y Rosberg, retrocediendo posiciones en las carreras. Vettel fue rápido cuando partió en las dos primeras líneas, pero cuando no fue así le costó bastante avanzar posiciones. Destacar que Red Bull tenía un monoplaza creado expresamente para la calificación, donde cimentaban su victoria, junto a las salidas, y cuando no salían en las primeras posiciones les costaba demasiado abrir el hueco necesario, perdiendo rendimiento a medida que avanzaba la prueba. Este caso se vio en muchas ocasiones en Webber, que a pesar de tener buenas calificaciones su rendimiento en carrera bajaba enteros, pero no tanto en Vettel.

Ambos McLaren, Schumacher y Maldonado, además del citado Webber perdieron posiciones en las carreras como norma general. No pudieron mantener el buen nivel mostrado en las calificaciones, y fueron hacia atrás de manera muy clara. Las paradas en boxes y errores en pista fueron los culpables de que McLaren no tuviera una actuación demasiado positiva en las carreras. Hamilton fue el piloto que más sufrió en las carreras, perdiendo una posición en la mayoría de carreras. Para Maldonado las numerosas ocasiones en las que fue sancionado en parrilla lastraron su fenomenal ritmo en calificación.



ABANDONOS


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

* otros recoge abandonos como accidentes o colisiones



Este documento muestra algunos datos muy interesantes, como que Ferrari fue el equipo más fiable de la temporada, con solo tres abandonos, mientras que Mercedes y HRT fueron los que más problemas tuvieron.

Ferrari consiguió la segunda posición en el campeonato de constructores gracias a su buena fiabilidad en las carreras. Solo tuvo tres abandonos, todos ellos por accidentes como los que sufrió Fernando en la primera curva de Japón o Bélgica. El F2012 demostró ser un coche muy sólido, inmune a los problemas técnicos. Caterham a pesar de ocupar la segunda posición en la tabla, no fue un equipo tan fiable, con cuatro retiradas debidas a problemas mecánicos. En Red Bull tuvieron muchos dolores de cabeza con su alternador, teniendo tres abandonos por este motivo. Al final no les afectó al resultado final, pero los nervios y la preocupación estuvieron vigentes en las últimas carreras.

Force India se puede decir que fue uno de los equipos más fiables de la temporada, con Ferrari y Lotus. Ambos equipos acumularon solo un problema mecánico en la temporada, pero los accidentes, cuatro para Force India y seis para Lotus. No tuvieron suerte en las primeras vueltas, registrando la mayoría de retiradas. Toro Rosso tuvo algunos problemas técnicos que le apartaron de sumar puntos. Sus registros en este campo no han quedado muy limpios. Marussia tuvo muchos problemas con los motores, teniendo que estrenar el noveno motor en Japón con Charles Pic. Sufrieron algunos problemas mecánicos relacionados con los frenos y el sistema de aceite. Necesitan mejorar en estos aspectos para la próxima temporada si quieren acercarse a Caterham.

Las últimas cinco posiciones son ocupadas por equipos que han encontrado en la fiabilidad uno de sus mayores problemas. McLaren sufrió problemas como los sufridos en su caja de cambios y la bomba de combustible, solo en la carrera, sin contar los problemas que tuvieron en las calificaciones, como los dos últimos de Jenson Button en EE.UU. y Corea. Este aspecto les retrasó mucho en el campeonato, perdiendo ambos campeonatos por este problema. Aparte de los problemas técnicos, tuvieron algunos accidentes que les costaron buenos puntos. Sauber, acumuló problemas técnicos, relacionados con su caja de cambios y los frenos, lo que unido a la cantidad de accidentes y salidas de pista les privó de conseguir unos mejores resultados. Mercedes también tuvo muchos problemas para acabar las carreras, tanto internos como de accidentes en pista. La mayoría de ellos los sufrió Michael Schumacher en las primeras carreras de la temporada, en las que acumuló cinco retiradas. En las últimas carreras se estabilizó este problema para el, pero se reprodujo en el coche de Nico, con tres abandonos en las últimas seis carreras. Williams sufrió mucho con los motores con algunas retiradas debido a problemas en el propulsor. Tuvo también problemas de accidentes, con Pastor Maldonado. Su carácter fogoso y muy agresivo le costó alguna retirada y sanciones en parrilla. El caso de Valencia fue el más relevante. Finalmente HRT tuvo problemas técnicos debido a sus componentes. Los frenos fueron las causas más importantes de abandono.

A continuación se puede observar las vueltas que ha completado cada equipo en esta temporada.

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Red Bull fue el equipo que completó más vueltas superando a Ferrari por veinte vueltas. La razón fue que sus abandonos se produjeron en las vueltas finales, mientras que los de Ferrari fueron al comienzo de la carrera. Por el resto se reproducen los resultados previos en mayor o menor medida. El equipo que menos vueltas completó fue HRT.



PENALIZACIONES


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Cinco pilotos no sufrieron ninguna penalización en las 20 carreras de la temporada: Alonso, Di Resta, Ricciardo y Glock, además de D´Ambrosio, pero este último solo disputó el GP de Italia. Button tampoco tuvo mayores problemas, sufriendo un incidente solamente que se saldó sin consecuencias para él. La mayor parte de la parrilla tuvo menos de tres sanciones, de las que la mayor parte no tuvieron consecuencias. Se pueden considerar normales estas infracciones.

Es en las últimas posiciones donde se encuentran las noticias más relevantes de este campo. Grosjean es el primer piloto que acumula cuatro sanciones, con Vergne. El piloto francés pagó caro sus nervios y su inexperiencia en las salidas protagonizando algunos incidentes relevantes en las primeras vueltas, como el ya citado de Bélgica. Vergne tuvo algunos problemas en las últimas carreras, aumentando el número de sus sanciones. Webber, Kobayashi y Webber tuvieron cinco sanciones en esta temporada, un número bastante abultado, pero sin consecuencias relevantes, con dos sanciones que se quedaron sin acción, reprimendas o sanciones al equipo. Solo les afectaron dos sanciones al resultado de su carrera.

En las últimas posiciones aparecen los pilotos más sancionados. Pérez tuvo seis sanciones, tres con influencia a su resultado de carrera. Se vio mermado en algunas carreras por estos motivos, siendo relegado en la clasificación. Vettel fue el tercer piloto más sancionado, con nueve sanciones. Tuvo bastantes problemas en la pista, y se quedó a una sola reprimenda de tener una sanción en parrilla que podría haber afectado el resultado final del campeonato. Tiene el dudoso honor de ser el piloto con más drive trough, recibidos como consecuencia de diversas acciones protagonizadas en la pista, como el adelantamiento de Fernando Alonso en Monza. Muchos más problemas de los que hubiese deseado.

Schumacher fue el segundo piloto más sancionado de la parrilla con nada más y nada menos que once sanciones, un número sin duda muy elevado. Pese a ello, solo tres afectaron a su resultado en carrera, teniendo seis sanciones que se quedaron sin efecto sobre el. Acumuló también dos reprimendas, quedándose a una del límite de tres reprimendas permitidas por la FIA. El piloto más sancionado fue Maldonado, con 12 sanciones, por diferentes motivos. Fue el piloto más afectado en carrera por este motivo, con siete sanciones que lastraron su resultado final. Cinco sanciones fueron en parrilla, mermando su gran labor en la calificación y provocando que saliera desde unas posiciones más retrasadas de lo que le correspondería salir. Este hecho le hizo perder unas dos posiciones en su posición de salida, pasando de tener unos registros en calificación de 8,8 a tener unos registros de parrilla de 10,9.



EVOLUCIÓN DEL CAMPEONATO

La temporada 2012 se presentaba como una de las más abiertas de los últimos años. Hasta 10 pilotos se postulaban como candidatos para llevarse el título, aunque no todos con las mismas opciones, siendo favoritos el campeón de la temporada 2011, Sebastian Vettel, Lewis Hamilton o Fernando Alonso. Fruto de ello vimos por primera vez en la historia como se sucedían siete ganadores distintos en las siete primeras carreras del campeonato, algo completamente inaudito, y como el campeonato en esas primeras siete carreras estaba muy igualado.

Así pues, la temporada 2012 se había convertido en una carrera de resistencia en la que, aquel equipo que tuviera más ritmo, y sobre todo más fiabilidad de su máquina sería el que se convertiría en el campeón. A medida que se desarrollaban las carreras los pilotos iban quedando eliminados, cerrándose el abanico de posibles ganadores. ¿Pero cuando quedó eliminado cada piloto? Lo vemos con la siguiente gráfica


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


En las primeras cuatro carreras la igualdad fue máxima, pero a medida que se iba desarrollando el campeonato, y sobre todo, a partir de la carrera de Valencia, las cosas cambiaron plenamente. Los primeros pilotos eliminados en esta particular carrera fueron Michael Schumacher y Felipe Massa. Desde las primeras cuatro carreras no tuvieron opciones, debido a un mal arranque, en el que sumaron pocos puntos. Massa no puntuó hasta Bahrein, con una novena plaza, y Michael lo hizo en Malasia y Bahrein, pero con solo dos puntos, al cruzar la meta en la décima posición en ambas carreras. Descartados desde el comienzo, no pudieron luchar.

Grosjean sería el siguiente piloto eliminado, pero a pesar de subir dos veces al podio, en Bahrein y Canadá, y estar a punto de hacerlo en Barcelona, con un cuarto puesto, su abandono de Mónaco, y en especial el de Europa, cuando marchaba líder le apartaron de hacer algo importante. Button también quedaría eliminado muy pronto, confirmando su adiós al título con su decimosexto puesto de Canadá. A pesar de ser el primer ganador de la temporada, sus abandonos y sus resultados fuera de puntos pronto acabaron con él.

Así las cosas, llegábamos al final del primer tercio del campeonato con Schumacher, Massa, Button y Grosjean eliminados de la lucha por el título. Quedaban seis pilotos en liza todavía. La carrera de Valencia, empezando el segundo sector del campeonato, supuso un gran punto de inflexión. Fernando Alonso se alzaba con la victoria, y algunos rivales importantes en la lucha por el campeonato como Hamilton o Vettel no pudieron completar la carrera, abriéndose la primera brecha, con una distancia de 20 puntos a favor de Fernando Alonso. La siguiente carrera, celebrada en Silverstone, supondría el punto final de las aspiraciones de Nico Rosberg, que a partir de ese punto encadenaba una serie de malas actuaciones hasta Italia, sumando solo dos puntos. En la mitad del campeonato quedaba un escenario formado por un piloto escapado, Fernando Alonso, cuatro pilotos perseguidores, Vettel, Hamilton, Webber y Raikkonen, y cinco pilotos eliminados. El piloto australiano sería el siguiente en caer, con sus pobres actuaciones en Alemania y Hungría, sumando solo seis puntos con sendos octavos puestos. Singapur acabaría con las opciones de Hamilton, con su retirada motivada por problemas mecánicos en su monoplaza, unida a la victoria de Vettel y el podio de Fernando Alonso, que le suponía decir adiós al campeonato.

Con esta situación llegábamos al último sector del campeonato, con ya solo tres pilotos con opciones reales del título como Vettel, Alonso y Raikkonen, aunque solo dos llegarían con opciones reales a final de temporada. Raikkonen fue el último que cayó. En su caso no se debió a problemas técnicos, o a un mal resultado, sino a que su aportación de puntos en cada carrera fue insuficiente para luchar por el campeonato, quedándose sin opciones con cada carrera. Nunca fue un candidato real al título, pero su constancia y regularidad en las carreras le hizo estar presente hasta el final. Curioso fue el hecho de que con su primera victoria de la temporada, en Abu Dhabi, se quedaba sin opciones de ganar el campeonato. Quedaron como candidatos al titulo Alonso y Vettel, llegando hasta la última carrera con opciones, generando entre ellos una bonita batalla.

Una vez definidos los dos contendientes al título vamos a ver en profundidad sus trayectorias en este campeonato. La siguiente gráfica nos ayudará en esta labor.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


Ambos pilotos comenzaron la temporada muy igualados, con buenas actuaciones e incluso victorias para cada piloto, como la de Malasia para Fernando y la de Bahrein para Sebastian. Se fueron alternando en el campeonato, aprovechando sus victorias, pero con la igualdad como la nota característica. La carrera de Valencia supuso un punto de inflexión en el campeonato, ya que ambos llegaban con un solo punto de separación, a favor de Fernando, pero saldrían con una gran diferencia, de 26 puntos a favor de Alonso por el abandono de Sebastian Vettel por su problema con el alternador, el primero que sufrían en la temporada. La segunda posición de Fernando en SIlverstone y su victoria en Hockenheim, unida al tercer y quinto puesto conseguido por Vettel en estas carreras abrieron más la diferencia, hasta situarse en 42 puntos tras la carrera de Hungría, cerrando de esta manera la primera parte de la temporada. Parecía muy decantado el título para Fernando, con una gran diferencia a su favor. Nadie se imaginaba lo que iba a pasar en las siguientes carreras.

La segunda parte de la temporada empezó de una forma muy accidentada para Fernando, con su retirada en la primera curva de Bélgica, debido a un accidente con Grosjean. La diferencia se reducía notablemente, perdiendo una carrera de las dos que disponía Fernando de ventaja, y bajando la diferencia a 29 puntos. Pero por fortuna para Ferrari y Alonso, en Italia volvían a disponer de una situación de 39 puntos de ventaja, aprovechando su tercera posición y la retirada de Vettel, nuevamente por el problema con su alternador. Llegaban a la gira asiática, una serie de carreras que sin saberlo marcarían un antes y después en el campeonato. A partir de este momento Red Bull y Vettel se mostraron imbatibles, sin que nada pudiera pararles en su camino hacia el título. Sebastian Vettel comenzaba ganando en Singapur, aprovechando la retirada de Hamilton, reduciendo unos puntos con Alonso hasta 29 puntos. La siguiente carrera sería absolutamente clave y decisiva para el campeonato. Fernando se tenía que retirar, de nuevo en la primera curva, por un pinchazo en una rueda posterior. Sebastian se llevaba la victoria, con 20 segundos sobre el segundo clasificado, Felipe Massa, y reducía la diferencia hasta cuatro puntos. Una distancia muy pequeña, que suponía el final del liderato holgado de Alonso, pero no de forma matemática. Vettel volvería a ganar en Corea, y ahora sí que se ponía líder, aumentando su diferencia con una nueva victoria en India, llegando hasta los 13 puntos, máxima diferencia del campeonato. En Abu Dhabi y Estados Unidos ambos pilotos sumaban 33 puntos, al acabar en 2º y 3º posición. Así llegaban a la última carrera, con 13 puntos a favor de Vettel, suficientes para alzarse con el título, pero por una ventaja de solo 3 puntos. Vettel sería el campeón y Alonso se tuvo que conformar con la segunda posición.

En líneas generales se podía decir que Alonso perdió su título en la gira asiática, donde Red Bull despegó con su nuevo paquete aerodinámico, y Ferrari no completaba su mejora del monoplaza, y más concretamente en Japón con su retirada que le ponía a solo 4 puntos de Vettel.



CONCLUSIONES

McLaren fue el equipo más rápido en las tandas cortas, con un total de ocho poles, siete de Hamilton y una de Button. Tuvieron el coche más rápido tanto al comienzo de la temporada como en el final, pero sus problemas técnicos y su fiabilidad les costó el campeonato de pilotos y el de constructores.

Red Bull tuvo una temporada progresiva, comenzando con muchos problemas en las primeras carreras. Su sistema de escapes, eliminados este año le hizo empezar algo más retrasados en esta temporada, pero a medida que iban entendiendo el nuevo monoplaza su rendimiento fue mejorando poco a poco. A partir de Singapur fueron imbatibles, con un coche prácticamente nuevo. Vettel aprovechó la situación, y cuando dispuso un coche lo suficientemente rápido para salir desde la primera línea fue imparable.

Ferrari tuvo bastantes problemas en el comienzo de la temporada, empezando muy relegados, por un problema de diseño en un F2012 originalmente demasiado complejo. Buscaron un coche con mucho apoyo aerodinámico, pero fracasaron. Su rendimiento fue mejorando poco a poco, con las carreras de Barcelona y Canadá como las más importantes. Su rendimiento en el campeonato de pilotos fue distinto, gracias a la gran labor de Fernando Alonso, que a pesar de tener un monoplaza algo más limitado aerodinámicamente, fue capaz de ponerse con una diferencia de 40 puntos. La carrera de Japón, más tarde, acabaría con su liderato. No fueron los más rápidos en carrera, pero sí en carrera, con un coche muy fuerte en tandas largas. Su campeonato se saldó con dos subcampeonatos, les faltó el último paso.

Lotus tuvo una temporada muy buena, superando a su principal rival, Mercedes, con regularidad. Si tuviera que calificar su temporada con un adjetivo, sería consistente, pues a pesar de no tener un coche suficientemente rápido como para luchar con Red Bull o McLaren, siempre estuvieron presentes en el campeonato con Raikkonen. Grosjean pagó su primera entera con una falta de experiencia en las primeras vueltas. Seguro que la temporada que viene será más fuerte.

Mercedes tuvo una temporada muy decepcionante, empezando fuerte con una victoria y dos poles, pero bajando su rendimiento de manera muy clara con cada carrera. Estuvieron lejos en carrera y algo más cerca en calificación. Acabaron luchando con Sauber, metidos en la zona media. Sauber protagonizó unas de sus mejores temporadas de los últimos años, con cuatro podios en su haber. No fueron muy rápidos en las calificaciones, siendo eliminados en la segunda ronda, pero su ritmo en carrera era bastante bueno. La capacidad de degradar poco los neumáticos fue su clave.

Force India ha tenido una temporada bastante más discreta que la anterior, con unos menores resultados en calificación y carrera. Parece que el rendimiento no fue el que desearon al comienzo de la temporada. Williams volvió a renacer, olvidando los fantasmas de la temporada anterior. Volvieron a saborear las mieles de la victoria, con Maldonado en Barcelona, cerrando un largo periodo de 8 años sin ganar. Su principal punto a favor fue el gran rendimiento en calificación, con bastantes pasos a la Q3, pero las sanciones y los problemas técnicos lastraron su resultado final. Toro Rosso estuvo mucho más alejado, ocupando una zona media – baja, entre Williams y Caterham. Fueron eliminados con normalidad en la primera ronda, y tuvieron poco bagaje de puntos.

En la zona baja Caterham volvió a ser el mejor equipo, pero con muchos más apuros de los previstos. Tras perder esta posición en la carrera de Singapur, con un puesto 12 de Glock, lo recuperaron en Brasil con el puesto 11, logrado por Petrov, consiguiendo in extremis su posición real. En el campeonato estuvieron en su particular liga, muy separados de Toro Rosso y de Marussia. Marussia, por su parte, intentó cazar a Caterham, pero sin éxito, acabando cerca pero sin superarles. En Brasil perdieron el puesto 10 del Mundial de Constructores, a pesar de igualaron su mejor resultado. Los motores y la fiabilidad fueron sus talones de Aquiles. Por último HRT realizó una excelente temporada, empezando de una manera muy discreta en Melbourne, sin superar el 107%, pero acercándose cada vez más a Marussia, hasta el punto de salir por delante de ellos en algunas ocasiones.

Esto es lo que nos ha deparado la temporada 2012, una de las mejores de toda la historia. Ojalá que se vuelva a repetir en el futuro. Me despido de ustedes, no sin antes agradecerles su atención. Desde aquí he intentado mostrarles la situación y el rendimiento de cada cita de este campeonato. Espero que estos artículos numéricos hayan sido de su interés, y que hayan disfrutado tanto como yo. Volveremos la próxima temporada, mucho más fuertes y con muchas cosas nuevas. 100 días para que empiece la acción en Australia. Ya falta menos.



[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
http://formula1moderna.wordpress.com/

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.